lunes, 3 de enero de 2011

Alcazar de Toledo y vista panorámica.

DSC02406_fhdr copia DSC01902_fhdr copia

En la colina más alta de la ciudad, con 548 m, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad. Los vestigios de las estructuras anteriores indican que siempre fue un lugar fortificado, desde el pretorio romano y la defensa de la alcazaba musulmana.
El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas. Cada fachada del edificio determina artísticamente el momento en que se realiza, dentro de las diversas fases del Renacimiento español.

1 comentario:

F.Silva dijo...

Achei fantástica a cidade de Toledo tanto é que a coloquei na minha lista de blogs.Gostaria de ter condições de viajar para conhecer essa bela cidade.Um abraço aqui do Brasil!